Lanzado en noviembre de 2013 bajo el alias de 1969, el nuevo cronógrafo TAG Heuer se denomina CH 80 en referencia a su lugar de producción (Chevenez) y a su reserva de marcha de 80 horas.
Extremadamente delgado (6.5 mm), este nuevo movimiento de 233 componentes está equipado con un sistema de embrague vertical que le concede una potencia y precisión excepcionales. Su frecuencia es de 28.800 alternancias (4Hz) por hora, con una variación diaria de entre -4/+6 segundos.
Realizado en los innovadores talleres de TAG Heuer en La Chaux-de-Fonds y Chevenez, el movimiento Calibre CH 80 impulsa los contadores a las 3, 6 y 9 horas, además de la indicación de fecha. Exhibe una excepcional decoración “Côtes de Genève” y acaracolado sobre la masa oscilante de tungsteno ennegrecido, minutos niquelados y puentes del tren de engranaje con ángulos finamente biselados y pulidos. El movimiento se compone de un volante de cuatro radios modificado, suministrado por la compañía suiza Atokalpa. Los puentes, platinas y ébauches se realizan en Chevenez.
Por encima de todo, este nuevo mecanismo presume de la óptima combinación de tres parámetros: delgadez, una gran reserva de marcha y un significativo potencial de volumen.